Naranja azul



REPARTOChete Lera, Bruno Lastra y Antonio R. Liaño
TRADUCCIÓNBruno Lastra
ILUMINACIÓNÁlvaro Gómez
VESTUARIO Y ESPACIO ESCÉNICOCronopios y Arte&Desmayo
FOTOGRAFÍAAlicia González Rey
COMMUNITY MANAGERJan Fontecilla
AYUDANTE DE DIRECCIÓNNatalia Fisac
AYUDANTE DE PRODUCCIÓNGonzalo de Santiago
PRODUCCIÓN EJECUTIVA Y DISTRIBUCIÓNSandra Avella – Rovima Producciones
PRODUCCIÓNCronopios
DIRECCIÓNJuanma Gómez


“La función merece la pena por todos los conceptos” (J. Vallejo, El País, leer crítica aqui.)

“El colectivo Cronopios entrega un intenso y fluido montaje” (J. Henríquez, Guía del Ocio)

Este invierno, Guindalera se convierte en plataforma escénica y cede su sala para que compañías relacionadas con ella puedan exhibir sus espectáculos. En marzo nos visitará Nina, de José Ramón Fernández, y en febrero tenemos a la compañía de Bruno Lastra, actor de nuestros La última cena y El fantástico Francis Hardy, curandero, con Naranja azul.

Naranja azul, (Blue/Orange) es un texto fascinante y brillantemente construido del aclamado dramaturgo y guionista británico Joe Penhall. Se estrenó en Abril de 2000 en el National Theatre. Ha sido galardonado con el Olivier Award a la Mejor Obra Novel 2001, el Evening Standard a la Mejor Obra 2000 y el Critic´s Circle Award de Nueva York a la Mejor Obra Novel 2001.

En un hospital psiquiátrico londinense, un enigmático paciente, Christopher, asegura ser el hijo de un sanguinario dictador africano; una historia que se vuelve desconcertantemente plausible a medida que nos adentramos en la trama. El doctor que le ha estado evaluando, Bruce, quiere que, una vez transcurrido el periodo de observación que establece la ley (28 días), el paciente permanezca en el hospital para ser sometido a un examen psiquiátrico, ya que cree que puede padecer esquizofrenia. Su supervisor, Robert, no está de acuerdo, y es partidario de darle el alta en base a la falta de camas, y tratarle en su domicilio. A partir de esta premisa, somos testigos como espectadores de una historia incendiaria de racismo y locura, y de una lucha de poder despiadada en el seno de una seguridad social agonizante.

Parece que volvemos a la época de “la ley del más fuerte” (si es que alguna vez la hemos dejado atrás). Vivimos tiempos turbulentos, casi oscuros, que ponen a prueba no solo nuestra paciencia y nuestro aguante, sino también nuestros principios de convivencia más elementales. ¿Qué sistema es éste que se nos quiere imponer, que hace que nos olvidemos de las más elementales nociones de solidaridad? ¿Todo vale en nombre de la competitividad? ¿Todo ha de ser medido en términos de rentabilidad económica? ¿Por qué? ¿Quién lo decide? ¿Qué pasa con los que no somos rentables desde esos parámetros? ¿Hacia dónde quieren llevarnos? Nuestra intención no es dar respuestas, sino tan solo plantear un conflicto entre tres individuos atrapados en un sistema que se rige por unas determinadas normas, dejando que el espectador, si lo estima conveniente, saque sus propias conclusiones.


Naranja azul

Compártelo con tus amigos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR