El fantástico Francis Hardy, curandero



REPARTOBruno Lastra, María Pastor y Felipe Andrés
TRADUCCIÓNManuel Benito
AMBIENTACIÓNTeresa Valentín-Gamazo
ILUMINACIÓN Juan Pastor
ESPACIO ESCÉNICOJuan Pastor
PRODUCCIÓN Teresa Valentín-Gamazo
DIRECCIÓN Juan Pastor


La verdad es subjetiva, todo es cuestión de percepción y recuerdo.

Hemos querido ver en El Fantástico Francis Hardy Curandero (cuyo título original es Faith Healer) una metáfora sobre el arte y en concreto sobre el creador escénico, las circunstancias que inciden en la creación en nuestra profesión y el momento de incertidumbre en el que nos encontramos con las dudas que nos planteamos: ¿tiene realmente sentido nuestro trabajo? ¿Llega a la gente? ¿Compensan tantas renuncias? ¿No sería mejor rendirse y dejarse llevar por las circunstancias adversas?

También hemos querido ver en la obra la frágil dependencia del artista ante la casualidad del talento. De esta manera Frank (Francis Hardy) se desnuda ante nosotros y nos dice que, como cualquier poseedor de un don espiritual o artístico vive atormentado por su talento que además puede generar consecuencias imprevisibles, no comprende sus dones y se cree un genio o un embaucador y puede ser capaz de magníficas obras y de los fallos más abyectos. Además su don no le permite vivir en paz. Pero Frank está mejor retratado por Grace, su mujer, un personaje trágico lleno de coraje, entrega y amor y todavía mejor por Teddy, su representante, una cómica y doliente encarnación del mundo del espectáculo.

Los tres personajes que nos muestran de forma valiente y desnuda sus vidas más íntimas, se encuentran aislados más allá del tiempo y los localizamos en un mismo espacio común y extraño que contiene a su vez, tres lugares diferentes, como diferentes son las tres versiones sobre los mismos hechos, aunque los tres crean decir la verdad, “su” verdad. Por eso la obra pide la colaboración de un espectador activo, que como cuarto intérprete de la historia debe sacar sus propias conclusiones sobre lo ocurrido y nos muestra que la verdad es subjetiva y que todo es cuestión de percepción y recuerdo.

Brian Friel, autor irlandés nacido en 1.929, es uno de los dramaturgos contemporáneos más importantes de la escena mundial. Preocupado por la innovación del teatro de texto, explora constantemente sobre el fondo y la forma, pero evitando caer en los tópicos de lo “experimental”. Sin abandonar nunca el rol central de contador de historias, los recursos estilísticos de sus obras le han llevado en ocasiones a encontrar nuevas formas de expresión del personaje, que a menudo demanda una vida fuera del escenario. Su método puede cambiar en cada obra, pero el punto de partida siempre está enraizado en una realidad naturalista. Sus obras están sólidamente basadas en la evidencia del texto y en el poder de las imágenes. Friel, autor de un sinfín de éxitos en todo el mundo como Philadelphia, Here I Come, Lovers, Living Quarters, Translations, etc., se ha convertido en un autor esencial en el repertorio del Teatro Guindalera, donde se han estrenado con mucho éxito: Bailando en Lughnasa, Molly Sweeney, El juego de Yalta y ahora Faith Healer, todas ellas dirigidas por Juan Pastor.

Micromecenas

Este espectáculo fue financiado con la generosa entrega de los actores, el equipo artístico, el de gestión y, por primera vez, con espectadores convertidos en MICROMECENAS. De esta manera nos proponemos emprender nuevos proyectos sustentados con la participación de los espectadores, y no solamente con pequeñas aportaciones económicas, sino que existen otras formas de respaldar el proyecto Guindalera Escena Abierta: sumándose al Club de espectadores, como colaboradores activos, moviéndonos en las REDES SOCIALES, escribiendo en blogs, organizando grupos, invitando a familiares y amigos, poniéndonos en contacto con los medios… Hoy el Teatro Guindalera es un referente teatral, se ha convertido en un espacio de culto, un gusto teatral del que se nutren muchos. Nuestro principal objetivo es seguir cimentando un “centro de creación” que elabore espectáculos con unas características específicas y un estilo propio con un equipo estable.


Cartel El Fantástico Francis Hardy, curandero

Compártelo con tus amigos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR